Próxima cita: Test Pretemporada 2017 (Montmeló) |

Ross Brawn: “Nunca me he arrepentido de mi decisión de irme”

Autor:
Publicado: 7 de enero de 2017 - 13:25
ross-brawn-2012-mercedes-amg

El exingeniero de la Fórmula 1, Ross Brawn, cree que el éxito de la escudería Mercedes no es producto de la gestión de Toto Wolff y Niki Lauda. Tanto Wolff como Lauda, tomaron el mando del equipo alemán a partir de 2014, año en el que Mercedes comenzó a dominar el ‘Gran Circo’.

Son muchos los que señalan a Ross Brawn como el principal responsable de los tres campeonatos de constructores que Mercedes ha conseguido de forma consecutiva en 2014, 2015 y 2016. El ingeniero británico, abandonó la escudería alemana a finales de 2013, cuando consiguieron sobrepasar a Ferrari y consolidarse en segunda posición en el campeonato de constructores. Además, en ese año, también contaban con un gran proyecto de cara a 2014 que les harían ser muy competitivos.

En una entrevista otorgada a F1Racing, Brawn explica cómo estaba la escudería en el momento en el que el británico decidió salir de ella.

Creo que el mismo Toto dijo lo afortunado que fue al poder entrar en un equipo ganador justo antes de que empezara a ganar el campeonato. Toto y Niki no lo convirtieron en un equipo ganador, pero contribuyeron a ello“, asegura Brawn.

Para Brawn, uno de los momentos clave de su etapa dentro del equipo de Brackley fueron los dos primeros años. Ahora mismo, Brawn cree que durante las temporadas 2010 y 2011, tendría que haber tenido más protagonismo dentro del equipo y ser implacable con sus decisiones.

Nunca me he arrepentido de mi decisión de irme. Había demasiadas personas involucradas. Yo estaba cansado y un poco desilusionado con la F1 en ese momento, creo que en parte porque reconocí mis propios fallos durante esos pocos años”.

“A finales de 2011 tuvimos más inversiones, reconstruimos la organización de nuevo, y los resultados comenzaron a volver en 2012 y 2013“, explica.

A partir de 2013, las victorias llegaron y los campeonatos. En ese momento, todo el merito fue para Toto Wolff y Niki Lauda, quienes se hicieron con el mando de la escudería una vez que Brawn ya se hubiese ido. Brawn, quedo en un segundo plano y los reconocimientos por su contribución en este gran proyecto, se quedaron en el olvido.

Dejé la oportunidad para que personas como Toto y Niki se involucraran, porque el consejo se preocupó por el camino que estaba tomando el equipo. Me sentí muy bien por la gente que ganó el campeonato, porque se lo merecía”, concluye.

comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *