Próxima cita: Test Pretemporada 2017 (Montmeló) |

¿Cuánto cuestan los nuevos coches del WRC 2017?

Autor:
Publicado: 10 de enero de 2017 - 15:31

En pocas semanas el Mundial de Rallyes de 2017 dará comienzo con el estreno en Montecarlo de los coches más radicales que ha tenido la categoría desde los Grupo B en los ochenta, los coches llamados a devolver la gloria al deporte que, sin embargo, ya están dando que hablar cuando aún no han competido.

Cuando se supo de los cambios que serían introducidos en la nueva hornada de coches, saltó la liebre con el incremento del coste de estos, privando a los equipos privados de la posibilidad real de comprar uno para competir al menos, en igualdad de condiciones. Esta situación ha provocado que la FIA haya tenido que crear una Copa de Privados dentro del propio mundial para los equipos privados que siguen usando los coches usados entre 2011 y 2016. Pero, ¿de verdad cuestan tanto los nuevos coches? Si. 

Comenzando por el apartado más caro, los nuevos motores. Basados en motores de serie convenientemente adaptados desde la introducción del reglamento previo al estrenado en 2017, su preparación aumenta si precio de forma escandalosa. Esta temporada, con el incremento de potencia y los cambios realizados, el precio asciende a unos 200.000 euros en la primera especificación, a falta de mejorar eficiencia, calidad y resistencia de los componentes, lo que aumentará el precio.

120.000 euros sería la cifra a pagar para tener el chasis del coche ya desarrollado tras numerosos kilómetros de pruebas. Un poco más barato sería la transmisión y el eje de transmisión. Estos componentes se quedarían en sólo 80.000 euros cuando son en esencia, una parte muy importante en la mecánica de los coches de rallyes. Sorprende quizás el precio de toda la electrónica del vehículo: 70.000 euros. Se podría pensar que en la electrónica del coche el presupuesto no sufriría tanto, pero ha de incluirse una gran cantidad de sensores para tener todo controlado mediante la telemetría, un sistema muy caro.

En cuanto a la estructura básica del coche, el precio se reduciría a 50.000 euros. Este aspecto es más económico dado que la estructura es básicamente la misma que el coche de serie, pero adaptada para las exigencias de un rally, como las jaulas antivuelco y demás componentes. A diferencia de años previos, la aerodinámica cobrará mayor importancia en 2017 como demuestran los 30.000 euros que vale todo el kit aerodinámico trabajado en el túnel de viento.

Que un coche corra es importante, pero aún más es poder detenerlo cuando la superficie no es propicia para ello. Habría que sumar 16.000 euros en un sistema de frenos completo y otros 14.000 en todo el equipamiento de competición del interior. Más barato serían las llantas y neumáticos proporcionados por OZ Racing y Michelin: 5.000 euros.

A todo el precio del coche habría que sumarle todo el personal encargado de mantenerlo, la mano de obra: otros 100.000 euros. El montante final para un coche del Mundial de Rallyes de 2017 ascendería a 685.000 euros como mínimo, ya que los equipos mantienen la inversión a lo largo de la temporada, acercándose peligrosamente a la barrera del millón de euros.

The following two tabs change content below.

Mané Naranjo

Editor
"Hay que intentar ser el mejor, pero nunca creerse el mejor" Juan Manuel Fangio.
comentarios

Queremos saber tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *